Caldillo de Pintarroja


  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir Receta
Caldillo de Pintarroja
Autora: Toñi Sánchez, blog http://micocinacarmenrosa.blogspot.com (Proyecto "Cocinando En Red")
Caldillo de Pintarroja
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir Receta
Autora: Toñi Sánchez, blog http://micocinacarmenrosa.blogspot.com (Proyecto "Cocinando En Red")
Ingredientes
Raciones:
Unidades:
Ingredientes
Raciones:
Unidades:
Instrucciones
  1. Dejar las almejas en agua con sal una media hora antes, a fin de que suelten la posible arena que puedan traer en su interior.
  2. Cortar en trozos pequeños la pintarroja (generalmente ya la venden en la pescadería pelada y limpia, pero no troceada).
  3. En una sartén echar el aceite de oliva y freír las almendras crudas y los dientes de ajo pelados (con cuidado de que no se lleguen a quemar a fin de que no amarguen). Una vez que estén doradas retirarlas y reservar.
  4. Añadir la rebanada de pan y freír, con cuidado de que no se queme. Sacar y reservar.
  5. Poner el agua en una cacerola y añadir el tomate dejándolo cocer durante unos cinco minutos, sacarlo con una espumadera, pelarlo y reservarlo.
  6. Echar en el vaso de la batidora el tomate, las almendras, los ajos y el pan, triturar de forma que quede una pasta lo más fina posible.
  7. Agregar las almejas y la pintarroja en la cacerola, llevar a ebullición y espumar si fuese necesario.
  8. Añadir la salsa pasándola a través de un colador (así conseguiremos que no lleguen las semillas del tomate), el colorante alimentario, los pimientos chiles (enteros o si prefieren abrirlos y quitarles las semillas) y salar al gusto. Dejar hervir unos diez o quince minutos.
  9. Este "cardillo de pintarroja" se toma muy caliente y bien picante, a ser posible siguiendo la tradición: en taza con trozos de pintarroja, almejas, un buen chorreón de limón o una ramita de hierbabuena.
Notas de la receta

Del blog de Toñi Sánchez:

Se recuerdan los olores y sabores al igual que las imágenes; recuerdo el olor de las playas del Palo, a mar, a salitre, a espetos de sardinas hechos en la arena, pero sobre todo olor a salmuera, a mojama de pintarroja seca y a pobre cocina de arenques que mi madre solía freír o liándolos en papel de estraza estrujarlos con el quicio de la puerta para comerlos con un trozo de pan.

El hermano mayor de mi madre, patrón de un barco pesquero, al que mi abuela adoraba, nos traía las mojamas de pintarroja, o atún que ellos preparaban en la cubierta del barco que durante sus largas travesías (más de tres meses) preparaban los marineros.

Pocos platos tan propios y antiguos de mi Málaga marinera, como este "cardillo de pintarroja" como sonaría el acento de los malagueños, era muy típico de las tabernas malagueñas servirlos a cualquier hora del día o de la noche en tazas de porcelana acompañado de copas de vino (mitad blanco, mitad vino dulce).

Comparte esta receta
Publicado en .

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.